domingo, 17 de febrero de 2008

mermelada de melocotón



Ingredientes
• 2 Kg de melocotones de carne dura
pero maduros (no acuosos)
• 800 g de azúcar


Pela los melocotones con un pelador de patatas, si lo tienes, y trocéalos apurando al
máximo el hueso de la fruta. Colócalos en una olla alta, tápala y caliéntalo suavemente
de manera que empiece a soltar su jugo sin evaporarse todavía. Entonces destapa, añade
el azúcar sin menear y tapa de nuevo olla. Después de unos 15 minutos y cuando veas
que realmente ya puede hervir destapado, continua la cocción durante una hora y media
aproximadamente, a fuego lento y removiendo de vez en cuando para comprobar que no
se pega. Cuando haya reducido casi a la mitad menea energicamente con una varilla o un
par de tenedores de manera que se desmenucen los grumos que queden. No utilices una
batidora eléctrica porque se forma espuma y queda demasiado suave. Apaga y envasa en
tarros de vidrio que tapen bien (con tapa metálica).
Esteriliza todos los tarros menos uno (pues será el primero que empieces),
sumergiéndolos totalmente en agua hirviendo, durante 20 ó 25 minutos en función del
tamaño de los tarros. Si añades en el agua de esterilizar medio vasito de vinagre, los
envases no quedarán blancos por la cal del agua. Etiquétalos con el nombre de la
mermelada y la fecha de elaboración y guárdalos en un lugar fresco y seco.
Para preparar cualquier mermelada hay que añadir la mitad de azúcar que de fruta
(siempre bien madura) pelada y deshuesada. Es muy práctico que peses los desperdicios
que vayas acumulando en una bolsa de plástico y lo restes del total de fruta. En nuestro
caso hemos pesado 2 Kg de melocotones, los desperdicios pesaban 400 g. Así que si en
la olla quedan 1600 g de fruta limpia, tendremos que añadir 800 g de azúcar.
Publicar un comentario