domingo, 17 de febrero de 2008

Pan dulce argentino



Ingredientes
• 1 Kg de harina (harina 0000)
• 250 g azúcar
• 250 g mantequilla
• 6 huevos
• ½ tacita de leche
• 1 cucharadita de agua de azahar
(aroma)
• 1 cucharadita de vainilla
• levadura de panadería (con 100
gramos de harina)
• 1 cucharadita de sal
• 250 g de nueces
• 250 g de pasas sin semillas
• 250 g de frutas abrillantadas
(confitadas)
El pan dulce, además de delicioso, es el postre navideño más recurrido en la Navidad
argentina. Con estas cantidades puedes preparar 3 panes dulces.
Para preparar el mejor pan dulce argentino, pon en un cuenco grande la harina, el
azúcar, la levadura de panadería (comercial o preparada con 100 g de harina), la sal y la
mantequilla blanda, mézclalo todo muy bien, con una varilla de cocina o las manos, hasta
que quede granulado uniformente. Mezcla los huevos batidos, la leche y las esencias (agua
de azahar o ralladura de naranja) e incorpóralo a la masa. Déjalo reposar tapado durante
unas horas en un lugar tibio. Tras el reposo, estira la masa, sobre una superficie bien limpia
y enharinada, no con palote o rodillo sino con los dedos, queda irregular. Reparte sobre ella
los frutos secos y las frutas abrillantadas enharinadas (para que no se undan en la masa).
Enróllalo de forma que te quede como el matambre o el brazo de gitano, para que quede todo
bien repartido. Córtalo en tres porciones y colócalas cada una en su molde (moldes de papel
para pan dulce o latas grandes de conserva forradas interiormente con papel de horno).
Apreta la masa con el puño para que no quede hueca en el molde y luego corta la masa
con unas tijeras de cocina, de arriba hacia abajo, dos cortes profundos en forma de cruz.
Déjalo reposar otras dos horas en un lugar cálido. Píntalos por encima con huevo batido
mezclado con leche y hornéalos a una temperatura muy baja, 140°C, durante 1½ hora ó 2,
con una latita con agua en el horno para evitar que se sequen demasiado. A los 20 minutos
de cocción, tapa los moldes con papel de aluminio para evitar que se sequen demasiado.
Al final de la cocción, pínchalos con un cuchillo para comprobar que sale limpio de masa.
Sácalos y pinta cada pan dulce con abundante almíbar y adórnalos, opcionalmente, con

una muestra de las frutas del interior
Publicar un comentario