sábado, 16 de febrero de 2008

albondigas



Albóndigas
Las hueveras de plástico pueden servirte para que en sus huecos pongas la carne picada de las albóndigas para darles forma.

La cantidad de carne picada que integre la masa de las albóndigas debe ser 4 veces la de los ingredientes amalgamantes (bien sea miga de pan remojada en leche, puré de patata, etc). Es decir, para 400 gr. de carne picada deben emplearse 100 de miga de pan.

El número de huevos que llevará una masa para albóndigas será de 4 por kilo de carne.

Si por motivos de salud no te convienen los huevos, prepara las albóndigas sin ellos, rebózalas y mételas una hora en el congelador. Después podrás freírlas a fuego bajo sin que se deshagan.

Para darles más sabor a unas albóndigas, puedes incluir entre los ingredientes una cucharada
de setas secas, de pasas o de piñones.

Una patata cocida, salsa bechamel, queso fresco o un puñado de espinacas añadidos a la masa hace que las albóndigas resulten más tiernas.

Si no tienes habilidad para dar forma a las albóndigas, introduce un trozo de masa correspondiente a una albóndiga en un vaso de fondo redondeado, tápalo con la mano y dale un movimiento rotatorio: la albóndiga se formará sola

A la hora de rebozar las albóndigas, puedes optar por la harina o por el pan rallado.

No frías las albónf¡digas en aceite excesivamente caliente para que no se quemen por fuera
Publicar un comentario